Blog

Mil maneras de desatar un nudo (con permiso de Aristóteles)

01/09/2017

“No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho”.
Aristóteles (384 a. C.-322 a. C)
Filósofo y científico
Frases célebres en PITIA

En el capítulo 11 de Pitia, encontramos a sus protagonistas inmersos en la búsqueda de “respuestas” que aclaren sus dudas sobre el funcionamiento del misterioso programa de PITIA.

CAPÍTULO 11: “Se quedaron unos minutos en silencio. Sus cabezas empezaban a estar obsesionadas con Pitia y todo lo que les estaba ocurriendo. Evidentemente, se trataba de algo tan excepcional que era lógico que estuvieran emocionados por las posibilidades, pero a la vez, como todo lo que es desconocido, sentían ese miedo a encontrar algo para lo que no estuvieran preparados”

Quizá sea difícil caer en la cuenta del significado de este pensamiento de Aristóteles. El filósofo decía que, cuando desatamos el nudo más sencillo, el “nudo simple”, no nos fijamos porque ya sabemos cómo está hecho. Pero con cualquier nudo, lo que siempre hacemos es intentar aflojarlo, para separar la cuerda y poder observar por dónde transcurre, es decir, para saber cómo está hecho, e ir poco a poco desenredándolo.

En la vida nos ocurre a veces lo mismo. Se nos producen “nudos” cuando se nos atascan determinados problemas. Cuando queremos solucionarlo, debemos de pensar en ello con cierta profundidad. Para ello hay que “desandar” el camino, encontrar ese atasco y averiguar por qué se ha producido. Si pasamos por alto y no nos paramos a indagar el porqué del enredo, volveremos a darnos de cabeza con la misma situación. Y es que, para deshacer estos nudos se necesita tiempo, inteligencia, fuerza de voluntad y muchas veces valor. Y cuando lo conseguimos, nuestra energía fluye, nos quitamos un peso de encima, una incertidumbre o un malestar y nos sentimos libres de nuevo. Un nudo impide seguir hilando la madeja que es nuestra vida.

Pero en ocasiones el enredo es tan complicado que no podemos deshacerlo, como ocurría con el famoso “nudo gordiano” de Frigia. Quizá haya que tomar la misma decisión que tomó Alejandro Magno cuando lo encontró, en lugar de perder el tiempo en desenredarlo, decidió cortarlo, como se suele decir “por la tremenda”. Cortar o desatar, si el nudo te impide avanzar lo importante es no quedarse paralizado y tomar una decisión para continuar, y en la vida, madurar.

Algunas citas relacionadas:

“A veces tengo la sensación de que somos como un nudo, demasiado enredado como para que nos puedan separar”. (Kiera Cass)

“La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos”. (Harold McMillan)

“Nunca cortes lo que puedas desatar”. (Extracto del libro Instrucciones para una vida de H. Jackson Brown)

Artículo de Mar Gutiérrez

FRASES CÉLEBRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *